El Socio 1 millón: Una recomendación serie B de “Jesús Franco”

Detrás de Jesús Franco de los 80 siempre vas a encontrar rodajes de bajo presupuesto, maquillajes baratos, ambientes cutres y porno. Los Blues de la calle pop  es una de esas películas que narra la historia de Felipe Marlboro, personaje que ofrece un título alternativo a esta cinta del 1983 “Aventuras de Felipe Marlboro vol. 8, demasiados títulos para una película tan pobre. Una chica pierde a su joven novio y solicita al detective Marlboro que inicie una investigación en su búsqueda. Debido a su juventud esta chica no tiene ni un duro para pagar los servicios contratados, por lo que decide realizar una contraprestación a la antigua usanza, usando su cuerpo como pago en especies.

02×25 Remake a los 80 ” EL JINETE PÁLIDO” 1985 Clint Eastwood

Diez años pasaron desde el último western hasta la aparición de El Jinete Pálido en las pantallas de los cines de los 80. Un género protagonista del cine hasta la mitad de la década de los 70 y que empezaba a dejarse ver en las estanterías del videoclub aun a pesar de haberse dejado de producir. Todavía estaba muy presente en las retinas la trilogía del dólar y el spaghetti western, por lo que estos títulos empezaron a aparecer en formato vhs para ser todavía más aprovechados en el alquiler del cine doméstico.

02×24 Remake a los 80 “FX EFECTOS MORTALES 1986 con LOS COMPADRES” (Alfonso Sánchez y Alberto López)

El programa de esta semana ha sido realmente un programa de “Compadreo”. La película que habíamos seleccionada era “FX Efectos Mortales”, y aunque se trata de un auténtico título de estantería de videoclub, de aquellos que no triunfo en cine, pero que consiguió la gloria en el alquiler de VHS y cuya caratula siempre le faltaba el cartón verde, ha sido más bien poco el rato que le hemos podido dedicar ya que la visita en el programa de Alberto López y Alfonso Sánchez más conocidos como el Rafi y el Fali “Los Compadres”, ha desmanteló todo el programa convirtiéndolo en un bucle continuo en clave de humor

Programa 2×23 “Versión Española, Sufre Mamón” la película de Hombres G

De sobra sabéis que si por algo se caracteriza este programa es por no seleccionar películas del cine de los 80 demasiado obvias. Hay un cine generacional que nos importa y que queremos redescubrir para vosotros, para que recordéis qué es lo que realmente había en nuestra época y no lo que nos venden ahora como si fuera de nuestra época. El concepto de los 80, ochentero y videoclub comienza a estar muy idealizado y lo que es más terrible, a formar parte de una moda que se adopta como un patrón de tendencias comportamentales que solo son un sucedáneo de lo que realmente vivimos todos nosotros en esa grandiosa década. Vuelven a llevarse las chicas con los pantalones de cintura alta, los zapatos de frankenstein, las zapatillas de deporte, el vinilo, es supermolón hablar continuamente de la productora Cannon, e incluso los grupos musicales vuelven a sacar sus singles en cintas de casete.

02×22 Remake a los 80 “STUDIO GHIBLI, Mi Vecino Totoro y La Tumba de las Luciérnagas 1988”

Cuando nos disponemos a decidir la película que vamos a realizar en cada uno de nuestros programas, se suelen dar varios factores que pueden determinar esa decisión en distintas fases. Por lo general, con una previsión de varios meses nos reunimos para exponer varios títulos. La selección de la primera remesa la realiza Juan Pablo y suele ser bajo cónclave en el Pato Rojo después de unas buenas convidadas. A Oso Panda, por habito, le parecen bien casi todos los títulos, en lo único que se opone, es cuando hacemos especiales y tratamos más de una película a la vez, según su criterio, desaprovechamos de esta forma programas enteros. Pero a Juan Pablo le entra el ansia, como la película de Tony Scott, ya que le gustaría que diera tiempo a tratar cuantas más películas mejor. Solo se suele formar ese pequeño tira y afloja que en casi todas las ocasiones se desenvuelve de forma satisfactoria cuando José Pato Rojo empieza a divagar sobre hacer programas empíricos y raros tomando direcciones tangentes que nunca llevan a nada concreto. Por tanto, por nuestra salud mental, y sobre todo para que nuestras mujeres no nos den dos voces por llegar demasiado tarde y bebidos después de mantener intensas conversaciones sin sentido de cine, tomamos las decisiones un poco más rápido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dándonos tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies